Eastpak Antidote Tour 2011: Sala San Miguel, Madrid (03/11/11)

Por fin llegaba una de las fechas más esperadas del año para muchos de nosotros: el Eastpak Antidote Tour regresaba a Madrid tras habernos dejado colgados el año pasado, trayéndonos un cartel de lujo dispuesto a hacer temblar a la capital: Living With Lions, The Ghost Inside, August Burns Red y A Day To Remember.

Living With Lions

El evento se celebraba en la Sala San Miguel (situada dentro del Palacio de Vistalegre) y, tras un rato de espera, pasábamos el riguroso control que hacían los encargados de seguridad, los cuales se dedicaron a quitarle las cadenas al personal e incluso a cachear a unos cuantos.

Lamentablemente, la cola hizo que nos perdiéramos a The Skyline War, grupo ganador del concurso Eastpak y encargado de abrir el espectáculo esta noche. Tras ellos,  Living With Lions no se hicieron de rogar, y aparecieron para ofrecernos un aperitivo de lo que nos iba a deparar aquella noche. El directo de los canadienses me gustó bastante, y aunque para algunos pasaron sin pena ni gloria, para mi fueron una agradable sorpresa. Con un setlist algo corto pero contundente, supieron calentar el ambiente. Ojalá les volvamos a ver pronto.

The Ghost Inside

Seguidamente llegaron The Ghost Inside, quienes nada más salir al escenario nos contagiaron a todos su energía. Lo que más me gustó del grupo, además de su puesta en escena, fue la vitalidad Jonathan Vigil: un auténtico crack sobre el escenario. A lo largo de la actuación del grupo, totalmente merecedor de participar en el tour, la gente no paraba de corear sus letras. Además, consiguieron arrancar los primeros crowd surfing, los cuales no acababan nada bien puesto que los encargados de la seguridad del recinto se llevaban de una manera totalmente desmedida a los que participaban, expulsándoles de la sala.

August Burns Red

Los siguientes fueron uno de los grupos más esperados del evento, los norteamericanos August Burns Red. Hicieron aparición tras una intro electrónica un tanto curiosa, a la que la mayoría de los asistentes recibieron de buen gusto. Jake Luhrs dirigió aquella actuación enfundado en una camiseta en la que ponía “Alpha, Omega” con la que nos dejaba claro una vez más sus fuertes creencias religiosas. Pese a no convencerme del todo su estilo, tengo que decir que tanto el vocalista, como el guitarrista JB Brubaker (todo un jefazo) y el resto del grupo se entregaron al máximo a los cientos de fans que dieron cita en la Sala San Miguel.

August Burns Red

Después de unas cuantas horas de música sin parar y una espera amenizada por canciones a cada cual mejor, el grupo más esperado de la noche salía al escenario refugiándose tras un telón negro, que tras los primeros acordes caía al suelo acompañado de una oleada de aplausos, una gran bandera de Estados Unidos y un cañón de aire comprimido que soltaba confeti a la multitud. Por primera vez los de Ocala, A Day To Remeber, pisaban suelo madrileño para ofrecernos uno de sus grandes conciertos.

A Day To Remember

Jeremy McKinnon y los suyos tenían claro cuál era su misión esa noche, y no nos decepcionaron. El show empezó con “Sticks and Bricks”, arrancando los gritos y coros de los allí presentes. El setlist, que duró algo más de una hora, fue muy variado y contó con temas como “A Shot In The Dark”, “All I Want” (con la que todo el mundo se animó) o “Homesick”. Con una buena puesta en escena, un gran directo y mucha fuerza, hicieron que no quisiéramos desviar la atención ni un segundo.

A Day To Remember

No faltó la permanente sonrisa de Jeremy, quien señalaba y animaba al público constantemente, ni el entretenimiento: globos, rollos de papel higiénico, un muñeco gigante regalando camisetas… y hasta Jeremy se atrevió a rodar por encima del público dentro de una pelota gigante. Después del bis, llegó el acústico de “If It Means A Lot To You”, acompañado por Kevin Skaff. Tras ella, cerraban el concierto con la esperada “The Downfall Of Us All”, dejándonos a todos con un buen sabor de boca, y sabiendo que ha merecido la pena esperar tanto tiempo para verles en Madrid.

 

A Day To Remember

Los puntos negativos de la noche se los llevan, como no, el más que discutible sonido de la sala y la mala visibilidad para los que están en la zona de atrás, así como el mencionado trato del personal de seguridad hacia los presentes. El punto positivo va para el público, quien se que se dejó la voz grupo tras grupo y consiguió arrancar miradas de sorpresa y sonrisas de satisfacción entre los miembros de todas las bandas.

A Day To Remember

Ya van muchas ediciones del Eastpak Antidote Tour, y en Feel The Noise no nos cansamos de agradecer que se pasen por nuestro país. Si este año os lo habéis perdido, esperamos veros allí el año que viene!

A Day To Remember


You May Like This


  1. Y yo aun con las fotos, soy lo peor

    Juan thebackstage.net /

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*